Defensa de la Procuraduría General evita al fisco el desembolso de ₲ 400.000.000

El Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Primer Turno falló a favor del Estado paraguayo en demanda ordinaria de indemnización de daños y perjuicios por responsabilidad extracontractual, y evita al erario público el desembolso de ₲ 400.000.000 (guaraníes cuatrocientos millones), más intereses, costos y costas.

Los antecedentes del caso refieren que el señor Éver Paolo Arias Román se presentó ante los estrados judiciales a demandar indemnización de daños y perjuicios, con sustento, en su decir, de perjuicios que le había causado un proceso penal que lo ha llevado a sufrir la privación de su libertad, atribuyendo la responsabilidad a la parte denunciante del hecho y al Estado paraguayo. La suma demandada por el accionante ha sido de ₲ 400.000.000 (guaraníes cuatrocientos millones), más intereses, costos y costas.

La Procuraduría General de la República, en su rol constitucional de representación del Estado, rechazó la pretensión considerada improcedente y desmedida del accionante, quien denunciado por la comisión de un hecho punible absolutamente grave ha sido sometido al sistema penal, enjuiciado, investigado, pero finalmente absuelto.

En ese sentido, la defensa consistió en demostrar que el Estado y sus órganos actuaron con la legalidad prevista en el ordenamiento positivo nacional, y que la absolución de culpa y pena del accionante se dio con una duda razonable, situación que no hace nacer el derecho de reparación o indemnización.

Sumado al citado hecho, el accionante tampoco integró la litis con los funcionarios cuya actuación calificó de negligente, por lo que tampoco dio cumplimiento a los requerimientos legales a los fines de hacer efectivo una responsabilidad directa del funcionario e indirecta del ente, o del mismo Estado paraguayo.

El Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Primer Turno de la Capital, Secretaría n.º 1, ha acogido favorablemente estos argumentos expuestos por la Procuraduría General de la República, y mediante la S.D. n.º 394 del 1 de setiembre de 2022 resolvió rechazar la pretensión del señor Éver Paolo Arias Román.

Sentencia que, si bien puede aún ser recurrida, es un importante paso en la defensa del Estado paraguayo sustentada en la representación ejercida por la Procuraduría General de la República.

Noticias relacionadas